km 17.1 frente Cargill, Nicaragua anejanicaragua@gmail.com (505) 5812- 2084

Actualidad 2017

El Poema OKINAWA, fue escrito por el ex becario, Lic. Rudy López Jiménez, parti-cipante del curso en Japón “Planificación y Gestión de Ecoturismo en Zonas Tropi-cales y Subtropicales de la Región Latinoamericana”, realizado en el Okinawa Inter-national Center (OIC), Okinawa, del 21 de septiembre al 26 de noviembre de 2016.

OKINAWA

El sol incendia la ciudad cuando amanece fluye la sangre, ruge el portentoso mar, sopla el viento, arde la antorcha milenaria y purificadora del pensamiento japonés que enamora, que hechiza, que estremece…


Cruza el cielo el ruiseñor de Okinawa ¡oh divina ave pasajera! dueño imperial del canto antiguo que antaño oyeron los dioses, ¡oh pájaro sutil y glorioso del reino de Ryu-kiu que conoces la melodía divina que embe-lesa a las mujeres en la primavera!


He visto los tesoros del fondo marino de Ishigaki y la belleza del amanecer en la ciudad de Naha y la danza Eisa y el agua que fluye limpia y clara hacia el Mar de China. En Okinawa los sueños se entretejen con la magia primitiva de la naturaleza.


Como feroces guardianes, temibles, míticos y poderosos, los Shisa velan sin cansancio desde los tejados nipones; en Kokusai Dori y en Tsuboya he visto estos antiguos leones a derecha e izquierda, con sus fauces abiertas y sus ojos misteriosos.


Las sakuras alfombran los parques y jardi-nes en abril. Cuenta la gente local que la aspiración de los samurái era morir en el momento de máximo esplendor, en la batalla, y no envejecer ni marchitarse, como tampoco se marchita la flor del cerezo en el árbol. Esa flor es para los samurái el símbolo de su ideal.


Las damas de esta ciudad tienen gracia y sensatez, van por las calles en silencio sin causar tropiezos ni agravios, Llevan la virtud como un adorno y la sabia de los sabios prendida junto al misterio intrigante de su grácil palidez.


Es adorable ver a las madres ir por las calles con su cría; No he visto en Okinawa algo más parecido a la poesía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *